Peñarol a por más goles
goles
El equipo de Peñarol ha ganado sus últimos encuentros contra Liverpool, pero eso ya con otros jugadores. Este Peñarol es uno totalmente nuevo y rejuvenecido. Habrá que ver con que se encontraran los aurinegros es esta próxima salida.
Siempre es bueno arrancar jugando de local

Peñarol va a debutar el próximo día domingo frente al equipo de Liverpool en el estadio Campeón del Siglo. Así lo ha determinado el sorteo del fixture del calendario que se realizó el pasado lunes por la noche. Los negriazules ya conocen lo que es jugar en el nuevo estadio carbonero, porque jugaron allí en el torneo Clausura pasado. De hecho Liverpool fue el segundo equipo en visitar el estadio de Peñarol ya que el primero fue el conjunto de Danubio.
El equipo que contaba con el actual técnico Mario Saralegui perdió en el estadio aurinegro por 1 gol a 0, el único gol lo hizo el "Hormiga" Carlos Valdez, quien al día de hoy está lesionado. Ya en el torneo Apertura, el partido entre negriazules y aurinegros terminó con victoria también para Peñarol. El equipo dirigido en ese tiempo por Bengoechea visitó Belvedere y ganó por 3 goles a 1 gracias a los goles de Marcelo Zalayeta, Luis Aguiar y Matías Aguirregaray.
"Siempre es bueno arrancar jugando de local", dijo el "Polilla".
En los carboneros ya no queda ningún jugador de esos que marcaron los goles y que pasaron a la historia con sus actuaciones. Pero está el delantero Junior Arias, uno de los máximos goleadores de la última temporada. Junior, quien debutará en el Uruguayo Especial frente a su ex equipo, quiere terminar con la racha negativa de goles del aurinegro.
Con respecto al tema de los delanteros de Peñarol, Miguel Murillo sigue estando en duda debido a su lesión y a su recuperación. Ayer fue exigido en el entreno y no sintió ninguna molestia, pero realizó pequeños trabajos a la par del grupo y otros mas de forma diferenciada.
A Peñarol no le ha tocado un calendario tan complicado en estas primeras de cambio como a otros equipo, como Nacional que tiene que jugar contra el equipo que más daño le ha hecho.