Intel podría terminar con la Ley de Moore








La tan famosa Ley de Moore podría terminar antes de lo que pensamos una vez conocida una noticia nacida desde el seno mismo de Intel, que indica que el concepto tick-tock utilizado por la compañía para el desarrollo de sus procesadores, podría llegar a ser modificado en breve.


Es decir, en poco tiempo ya no apostaría por la reducción del tamaño de los transistores, representada por el Tick, ni tampoco por la generación de nuevas microarquitecturas, representado en este caso por el Tock.




¿La Ley de Moore se acerca a su final?


Para que quede claro, cada nueva generación de Intel y sus procesadores apostaba por uno de los dos sistemas para mejorar el rendimiento de la anterior, y así las dos últimas que fueron Broadwell y Skylake representaron un Tick y un Tock de forma respectiva.


Intel podía además mantenerse así segura de lanzar una nueva generación al mercado cada año o año y medio, y ese rango de renovación justamente el que mantenía vivo a la Ley de Moore, por lo que si el concepto de actualizaciones es retocado, queda claro que la Ley de Mooe no podría seguir existiendo, o al menos no lo haría como ahora.


Incluso, Intel no sólo ha reconocido de forma indirecta en sus últimos comunicados que se le está haciendo imposible seguir el ritmo del Tick-Tock, sino además que poco a poco comenzará a apostar por un nuevo concepto, denominado ?Process-Architecture-Optimization?, que contempla mayores tiempos de espera entre la producción de nuevas generaciones.


De cara a estos nuevos tiempos, Intel ha informado que sus principales intereses tienen que ver con el desarrollo de microarquitecturas para escritorio y portátil.


Sin embargo, la generación de 14 nm seguirá siendo utilizada más de lo esperado, con el retraso de la de 10 nm, en lo que parece ser el quiebre de la Ley de Moore.